París tiene su arquitectura majestuosa, museos interminables y moda de alta costura. ¡Pero hay mucho más que ver en Francia! La región de Borgoña está llena de lugares increíbles para visitar, actividades para hacer y hermosos paisajes. Conocida por su paisaje idílico, colinas onduladas, viñedos y bosques, Borgoña está llena de sorpresas.

Ubicada en el centro este de Francia, esta encantadora región está llena de historia, incluidos varios sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Desde explorar las encantadoras ciudades fortificadas hasta visitar los antiguos castillos, hay muchas actividades para cualquiera que sea su interés.

Ya sea que esté buscando un retiro tranquilo del ajetreo y el bullicio de París o una emocionante aventura en la naturaleza, Borgoña es una región excelente y, a menudo, subestimada en el corazón del país.

Desde sumergirse en la historia y la cultura hasta realizar una cata de vinos de Borgoña, ¡nunca se quedará sin cosas que hacer durante su estadía! Así que comience a planificar su viaje hoy y experimente la magia de esta cautivadora región. Desde los históricos Hospices de Beaune hasta la degustación de mostaza en Dijon, estas son algunas de las mejores cosas que hacer en Borgoña, Francia.

TL;RD

  • Hito más significativo – Abadía de Fontenay
  • Mejor actividad gratuita – Museo de Bellas Artes de Dijon
  • mejor parque- Parque Bouzaize
  • La mejor vida nocturna- Bebiendo vino en las bodegas locales!
  • La mejor actividad para niños. – Paseando por el Canal de Borgoña
  • La mejor actividad para adultos. – Catas de vino de Borgoña
  • mejor comida – Trufas regionales
  • El mejor alojamiento completo – Casa Cabotte

Las mejores cosas que hacer en Borgoña, Francia

1. Explora la ciudad de Beaune

Arquitectura del Hotel Dieu en Beaune, Francia

Ubicada en el corazón de Borgoña, Beaune es mejor conocida por sus bodegas y monumentos históricos. Aunque pequeña, esta ciudad tiene mucho que ofrecer a los turistas. Desde sumergirse en la cultura hasta disfrutar cata de vinosplanee pasar al menos un día o preferiblemente un fin de semana relajante.

Asegúrese de visitar los Hospices de Beaune. Este hito histórico es una visita obligada para cualquier aficionado a la historia.

Los Hospices de Beaune se construyeron en el siglo XV y sirvieron como hospital para los pobres y los enfermos. Hoy alberga un museo con equipos médicos antiguos y arte que data de la Edad Media.

Esta ciudad medieval transporta a los visitantes al pasado con sus calles empedradas y sus casas con entramado de madera. Asegúrese de visitar Place Carnot, la plaza central llena de cafés y restaurantes, perfecta para observar a la gente.

Para disfrutar de vistas panorámicas de Beaune y el campo circundante, suba la colina hasta la catedral de Notre Dame du Champs. Esta catedral de estilo gótico fue construida en el siglo XIII y bien merece una visita.

Ningún viaje a Beaune está completo sin disfrutar de la cocina local francesa. Desde coq au vin (pollo cocinado en vino tinto) hasta Boeuf Bourguignon (un estofado de ternera estofado en vino tinto), hay muchos platos abundantes para elegir. Y, por supuesto, ¡no olvide acompañar su comida con una copa (o dos) de vino de Borgoña! Desde monumentos históricos hasta deleitarse con la cocina local, hay algo para todos en Beaune.

Para el mejor alojamiento cerca de toda la acción tanto en Beaune como en sus alrededores, recomendamos reservar una habitación en la Maison Cabotte.

Ver Relacionado: Italia vs. Francia: ¿Cuál es mejor para visitar?

2. Ver Borgoña desde arriba en un globo aerostático

Paseo en globo aerostático en Francia

¡Vea Borgoña desde una perspectiva diferente en un paseo en globo aerostático! Mientras flota sobre las colinas y los viñedos, disfrute de las vistas panorámicas de esta pintoresca región. Comenzando en Beaune, flotarás por encima de la ciudad y te dirigirás lentamente a la ciudad de Dijon. Contemplando los campos de mostaza a vista de pájaro, ¡seguramente obtendrás algunas fotos fantásticas!

Un guía local te acompañará durante todo el recorrido, indicándote los puntos de interés histórico y cultural. Al aterrizar, recibirá un certificado y una copa de champán para conmemorar su experiencia. Asegúrese de reservar su viaje en globo con anticipación, ya que estos viajes tienden a llenarse rápidamente. Este paseo en globo aerostático es la manera perfecta de experimentar Borgoña desde arriba.

3. Ver las ruinas romanas de Auxerre

Auxerre, paisaje de Borgoña

Auxerre es una ciudad encantadora con una rica historia en Borgoña. Desde sus raíces romanas hasta su catedral gótica, Auxerre tiene algo para todos. Aquí hay algunos aspectos destacados que no querrá perderse en su viaje a Auxerre.

Auxerre fue colonizada por primera vez por los romanos en el 52 a. C. y permaneció bajo el dominio romano hasta el siglo V d. C. Como resultado, hay numerosas ruinas romanas esparcidas por toda la ciudad.

La más impresionante de ellas es la Porte d’Arcy, una antigua puerta de la ciudad que data del siglo III. Otras ruinas notables incluyen el anfiteatro, que una vez pudo albergar hasta 8,000 personas, y el Templo de Cibeles, un templo bien conservado dedicado a la diosa romana de la naturaleza.

Gravemente dañada durante la Revolución Francesa, la Catedral de Auxerre fue reconstruida en estilo gótico en el siglo XIX. El exterior de la catedral está decorado con numerosas estatuas y gárgolas, mientras que el interior alberga hermosos órganos y vidrieras.

Algunos de los viñedos de la región se encuentran a las afueras de la ciudad, muchos de los cuales se pueden recorrer y disfrutar de sesiones de degustación. Desde explorar sus ruinas romanas hasta subir a la cima de su catedral gótica, nunca te aburrirás en Auxerre. No se olvide de probar algunos de los vinos locales mientras esté en la ciudad; después de todo, ¡Borgoña es famosa por sus tintos!

Ver Relacionado: La mejor cata de vinos de París en París, Francia (+ Viñedos)

4. Disfruta de una visita al icónico Chateau de Pommard

Arquitectura del castillo de Pommard
elitravo / Shutterstock.com

Dirección: 15 Rue Marey Monge, 21630 Pommard

El Château de Pommard es una propiedad impresionante que data del siglo XVIII. Este icónico castillo alberga un hermoso museo, una extensa bodega y un exquisito jardín.

Asegúrese de pasar algún tiempo explorando el museo del Château, que está repleto de artefactos de su larga y fascinante historia. Luego, diríjase a la bodega para un recorrido privado y una degustación de algunos de los mejores vinos de la finca. Finalmente, dé un paseo por el jardín y admire la vista pacífica del lago.

Château de Pommard es famoso por sus excelentes vinos, así que asegúrese de comprar algunas botellas antes de irse. Desde explorar su museo hasta disfrutar de algunas de sus añadas más famosas, Château de Pommard es una experiencia inolvidable.

5. Date un capricho con un tour de vinos por la región

Borgoña es el hogar de algunos de los mejores vinos del mundo, ¡y un tour regional de vinos es la manera perfecta de experimentarlos! Según sus preferencias, puede realizar una visita guiada o configurar su itinerario personalizado. De cualquier manera, ¡te asegurarás de probar algunos vinos increíbles!

Los tours de Borgoña visitan viñedos familiares, donde puede aprender sobre las técnicas tradicionales de elaboración del vino. Pruebe algunos de los vinos más famosos, como Pinot Noir y Chardonnay. Explore algunas de las regiones vinícolas más emblemáticas de Borgoña, como Côte de Nuits y Côte de Beaune.

Ya sea que sea un novato o un enófilo experimentado, un tour de vinos regionales es una excelente manera de explorar los mejores vinos de Borgoña. Muchas visitas guiadas regionales incluyen comidas, ¡así que asegúrese de tener buen apetito! Podrás degustar deliciosos productos locales y platos clásicos franceses. Y, por supuesto, disfrutar de varias copas de los mejores vinos de Borgoña.

Ver Relacionado: Itinerario del sur de Francia: 10 días en la Costa Azul y Provenza

6. Explore la historia y la cocina en Dijon

paisaje urbano de Dijon

Dijon es una hermosa ciudad llena de historia con una deliciosa escena gastronómica para arrancar. Algunos de los mejores lugares para visitar incluyen el Palacio de los duques de Borgoña, la catedral de Saints Michel y Gervais y la puerta de la ciudad Porte Guillaume. Para echar un vistazo al pasado romano de Dijon, visite el Museo Arqueológico, que alberga artefactos que datan del siglo I d.C. Y ningún viaje a Dijon estaría completo sin dar un paseo por el pintoresco Parc de la Colombière.

LEER MÁS  Los 20 Mejores Hoteles En Nashville

La ciudad de Dijon es famosa por su mostaza, ¡así que asegúrese de probarla mientras esté en la ciudad! También encontrará muchos otros sabrosos platos elaborados con ingredientes locales, como la ternera Bourguignon y el coq au vin. Y no importa a qué hora del día, siempre puede disfrutar de un dulce en una de las muchas panaderías de Dijon. Pruebe un flammekueche tradicional (un pan plano cubierto con crème fraîche, cebollas y tocino) o un pain au chocolat (un tipo de croissant relleno de chocolate). ¡Buen provecho!

Ya sea que esté interesado en explorar la rica historia de Dijon o disfrutar de sus delicias culinarias, esta encantadora ciudad francesa seguramente lo complacerá. ¿Te preguntas dónde alojarte? El centro de la ciudad es una excelente base para todas sus excursiones: pruebe el Hôtel des Ducs.

7. Beba Kir, un clásico aperitivo francés

Copa de cóctel de aperitivo francés

Kir es un aperitivo francés clásico hecho con crème de cassis (un licor dulce de grosella negra) y vino blanco, llamado así por el exalcalde de Dijon Félix Kir. Esta deliciosa bebida se suele servir antes de la cena para estimular el apetito, pero también se puede disfrutar como bebida refrescante en cualquier momento del día.

En Borgoña, encontrarás muchos lugares que ofrecen sesiones de degustación de kir. Muchos de estos establecimientos ofrecen la receta clásica y variaciones más creativas como el kir royal (elaborado con champán) y el kir blanc (elaborado con vino blanco). Entonces, ¿por qué no tomarse un descanso del turismo y disfrutar de algo especial?

El Museo de Mixología Cassisium es una experiencia interactiva dedicada a la rica y única cultura de bebidas de Borgoña. En este museo aprenderás sobre el licor más famoso de la región; Cassis.

El Cassisium está ubicado en Nuits-Saint-Georges y ofrece diversas actividades, como degustaciones y clases de mixología. Tendrá la oportunidad de probar no solo la receta clásica de kir, sino también diferentes variaciones de la misma. Kir es una parte integral de la cultura de Borgoña, así que asegúrate de probar una copa mientras estás en la ciudad. ¡Estaras contento de haberlo hecho!

Ver Relacionado: Diversión y mejores cosas para hacer en Lyon, Francia

8. Sumérgete en obras de arte mundialmente famosas en el Museo de Bellas Artes

Edificio del Museo de Bellas Artes
Creadores de Wirestock / Shutterstock.com

Dirección: 1 Rue Rameau, 21000 Dijon

Para los amantes del arte, el Musee des Beaux-Arts Dijon es una visita obligada. Este museo alberga una impresionante colección de obras de arte que van desde el Renacimiento hasta la Modernidad.

Los aspectos más destacados incluyen obras de artistas franceses de renombre como Monet y Rodin, así como maestros menos conocidos como Poussin y Clouet. Como uno de los museos de arte más antiguos y más grandes del país, ¡esto puede hacer que el Louvre corra por su dinero!

El museo contiene una colección única de antigüedades egipcias, tumbas de los duques históricos de Borgoña y algunas obras de arte que se remontan a Luis XIV. Este Museo de Bellas Artes está ubicado en un antiguo palacio, por lo que puede esperar estar rodeado de la gran arquitectura y las obras de arte intrincadas. Con sus muchas exhibiciones, el museo ofrece algo para todos, así que asegúrese de reservar algo de tiempo para explorar todo lo que tiene para ofrecer.

El museo también organiza regularmente talleres para adultos y niños, así que consulte su sitio web para conocer los próximos eventos. Desde piezas del Renacimiento hasta arte más contemporáneo, este museo de arte le dará una idea de lo mejor de la cultura francesa. ¿La mejor parte? ¡La entrada a las exposiciones permanentes es siempre gratuita!

9. Pon a prueba tus habilidades en un tour de caza de trufas

Trufas Negras Cosechadas

Borgoña es famosa por sus trufas, ¿por qué no hacer un viaje para descubrir las delicias culinarias de esta zona? Puedes unirte a una caza de trufas organizada y aprender más sobre el proceso de recolección de estos deliciosos hongos. Estos tours de caza de trufas suelen incluir comidas o cenas con platos locales elaborados con trufas frescas, cata de vinos y actividades didácticas sobre la historia de las trufas.

Para una experiencia aún más única, puede tomar una clase de cocina con trufas y aprender a cocinar platos tradicionales de Borgoña como el coq au vin con trufas frescas. ¡Es una gran manera de aprender sobre la cocina francesa mientras te diviertes! Borgoña es un lugar excelente para los amantes de la comida, y hay muchos platos deliciosos que debes probar mientras estés en la ciudad. ¡No te lo pierdas!

Ver Relacionado: Los mejores destinos cálidos de invierno en Europa

10. Visita el encantador pueblo de Vezelay

Vezelay, Borgoña Arquitecturas

Ubicado en la pintoresca región de Borgoña en Francia, se encuentra el encantador pueblo de Vézelay. Este pequeño pueblo está lleno de historia y cuenta con varios lugares de interés y actividades increíbles para que los visitantes disfruten.

Una de las atracciones más populares de Vézelay es la Basílica de Santa María Magdalena. Esta iglesia románica del siglo XII es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y uno de los lugares de peregrinación más importantes de Francia.

La impresionante fachada de la basílica está adornada con tallas intrincadas, y en el interior encontrarás hermosos vitrales y frescos antiguos. Asegúrate de echar un vistazo a la cripta, que se dice que es el lugar de descanso final de la mismísima María Magdalena.

Otro lugar de visita obligada en Vézelay son las ruinas de la antigua abadía benedictina. Fundada en el siglo XI, esta abadía fue una vez uno de los monasterios más grandes e influyentes de Europa.

Hoy solo quedan algunas paredes y columnas, pero sigue siendo un sitio impresionante. Asegúrese de subir a la cima de la colina para disfrutar de unas vistas fantásticas de la ciudad y el campo circundante.

El pintoresco centro del pueblo de Vézelay es perfecto para un paseo tranquilo. Pasee por calles sinuosas bordeadas de casas de madera, deténgase para tomar una copa o comer algo en uno de los cafés o restaurantes, o explore las tiendas que venden productos locales y artículos hechos a mano. No te olvides de explorar la Place du Champ de Foire, una bonita plaza en el corazón de la ciudad flanqueada por casas coloridas y edificios medievales con entramado de madera.

Vézelay es un encantador pueblo ubicado en Borgoña, Francia, que ofrece a los visitantes una gran cantidad de cosas para ver y hacer. Desde admirar la Basílica de Santa María Magdalena hasta pasear por la Place du Champ de Foire, hay algo para todos en esta ciudad histórica.

Para aquellos que buscan darse un capricho en esta encantadora ciudad, el Hôtel Restaurant De La Poste & Du Lion D’or es una hermosa casa de huéspedes situada en el centro de la ciudad.

Ver Relacionado: Los pueblos más bonitos de Francia

11. Disfruta de la historia y el paisaje en la ciudad ribereña de Macon

Macon, arquitecturas de Borgoña

Macon es una ciudad histórica ubicada en la región de Borgoña. Desde sus ruinas romanas hasta su entorno frente al río, hay muchos lugares de interés y actividades para disfrutar en un viaje a Mâcon.

Mâcon fue fundada por los romanos en el siglo I d. C., y todavía hoy se pueden ver rastros de su presencia en forma de ruinas esparcidas por la ciudad. La más notable de ellas es la Porte d’Arroux, una antigua puerta romana que una vez sirvió como una de las entradas a la ciudad. Otras ruinas romanas en Mâcon incluyen el Teatro de Mâcon, un anfiteatro al aire libre que se habría utilizado para espectáculos públicos, y el Tour du Guaitot, una torre de piedra que alguna vez fue parte de las fortificaciones de la ciudad.

Mâcon está situado a orillas del río Saona, y una de las mejores formas de disfrutar de su entorno ribereño es paseando por el paseo marítimo que recorre el Quai Lamartine. Este es un gran lugar para dar un paseo y ver los puentes históricos de Mâcon que cruzan el río. Si se siente activo, incluso puede alquilar una bicicleta en una de las muchas tiendas de alquiler a lo largo de Quai Lamartine y explorar más los senderos a orillas del río de Mâcon.

Mâcon es el hogar de varias iglesias históricas que vale la pena explorar, incluida la Catedral de St. Pierre, una iglesia del siglo XI. catedral románica con elementos góticos; Notre Dame de Lafayette, una iglesia gótica que data de 1296; y la iglesia de la abadía de San Vicente, una iglesia románica del siglo XII con hermosas vidrieras. Incluso si no eres religioso, definitivamente vale la pena visitar estas iglesias solo por su belleza arquitectónica.

Desde explorar sus ruinas romanas hasta pasear por el paseo marítimo frente al río, hay muchas maneras de disfrutar de esta encantadora ciudad francesa.

Ver Relacionado: Las mejores y más bellas ciudades de Europa para visitar

12. Embárquese en un recorrido panorámico por la Route des Grands Crus

Camino de los Grands Crus Road

Una excelente manera de explorar la región de Borgoña es conducir por la Route des Grands Crus, una ruta escénica que serpentea a través de algunos de los viñedos más famosos de Francia. A lo largo de esta ruta, pasará por pintorescos pueblos y ciudades como Beaune, Nuits-Saint-Georges y Auxerre, cada uno con su propio encanto y ambiente únicos. Por supuesto, también tendrá muchas oportunidades de probar algunos de los vinos famosos de la región, desde Chablis blancos y frescos hasta tintos con cuerpo como Pinot Noir y Gamay.

Comenzando en la región de Côte de Beaune, la Route des Grands Crus sigue las colinas cubiertas de viñedos de Borgoña y lleva a los visitantes a través de algunas de las regiones vinícolas más famosas de Francia. Es una excelente manera de explorar la zona y admirar su hermoso paisaje. Y si le preocupa beber y conducir, ¡no se preocupe! Con muchas de estas visitas guiadas, se ocupa de todo el manejo, por lo que puede sentarse, relajarse y disfrutar de las vistas.

LEER MÁS  16 mejores restaurantes en Jackson Hole, Wyoming

13. Vuelva a visitar el pasado en Guedelon

Arquitectura del castillo de Guedelon
Thomas LENNE / Shutterstock.com

Dirección: D955, 89520 Treigny-Perreuse-Sainte-Colombe

Un viaje a Borgoña no está completo sin una visita al castillo de Guedélon. Ubicado en el corazón del Parque Natural Regional de Morvan, este castillo del siglo XIII es una de las atracciones más singulares de Borgoña.

El castillo todavía está en construcción utilizando solo métodos y materiales tradicionales de la Edad Media, por lo que los visitantes pueden ver cómo los artesanos recrean la historia en proceso. La casa de la tina medieval, el taller del albañil y la fragua son fascinantes de observar.

En Guedélon, los visitantes pueden explorar los terrenos del castillo y ver cómo los carpinteros, albañiles y herreros construyen esta increíble estructura con sus propias manos. También hay una serie de actividades disponibles durante todo el año, como sesiones de tiro con arco, demostraciones de cetrería y justas de disfraces entre caballeros. El castillo de Guedelon es una excelente manera de experimentar un poco de la Borgoña medieval.

Ver Relacionado: Castillos reales y mágicos en cuentos de hadas para visitar

14. Da un paseo por el canal de Borgoña

Canal de Borgoña

El Canal de Bourgogne es uno de los canales más hermosos de Francia y atraviesa algunos de los paisajes más hermosos de Borgoña. Ofrece a los visitantes una forma tranquila de explorar la región.

Pasea por sus caminos de sirga y admira el impresionante paisaje a medida que avanzas. También puede navegar por el canal para empaparse de la atmósfera.

El Canal de Bourgogne tiene muchas ciudades y pueblos pintorescos a lo largo de sus orillas, cada uno con su propio encanto único. Este es un gran lugar para llevar a los niños: puede hacer una parada en uno de los encantadores pueblos y explorar los mercados locales, admirar los edificios históricos o dar un paseo en barco por el canal. Es una excelente manera de conocer Borgoña y su hermoso paisaje.

15. Vive la historia medieval en el Chateau de Cormatin

Castillo de Cormatin

Dirección: Grande Rue, 71460 Cormatin

Château de Cormatin es un impresionante ejemplo de la arquitectura francesa del siglo XVII en el sur de Borgoña. Construido por los duques de Borgoña, fue una vez una de las fortalezas más poderosas de Europa y ahora alberga algunas atracciones notables.

Dentro de los muros del castillo, los visitantes pueden explorar la impresionante colección de obras de arte. También encontrará una amplia colección de tapices y muebles, así como un hermoso jardín formal con impresionantes vistas de la campiña circundante.

Château de Cormatin es una visita obligada para aquellos interesados ​​en la historia medieval. Su Gran Salón ofrece una visión de la vida durante el siglo XVI, con sus muros fortificados y muebles, mientras que el patio interior es un hermoso lugar para tomar fotografías. Si esto no es suficiente, los visitantes también pueden participar en talleres educativos y actividades para aprender más sobre la vida en el Château de Cormatin.

Ver Relacionado: Los mejores hoteles castillo asequibles de Europa

16. Vea la catedral de Nevers y explore una pequeña ciudad histórica

Arquitectura y horizonte de Nevers
Viajes Pernelle / Shutterstock.com

Nevers es una pequeña ciudad en el centro de Francia con una rica historia y muchas cosas para ver y hacer. Ya sea que esté interesado en el arte y la arquitectura franceses, explorar el campo o disfrutar de una buena comida y vino, Nevers tiene algo para todos. Estos son solo algunos de los aspectos más destacados.

La Catedral de Nevers es una magnífica catedral del siglo XIII y uno de los edificios góticos más importantes de Francia. Se destaca por sus hermosas vidrieras y tallas de piedra ornamentadas. Otra de las principales atracciones es el Palacio Ducal.

Este imponente palacio fue la residencia del duque de Nevers. Ahora alberga un museo con una extensa colección de arte y artefactos de los siglos XVI y XVII.

Nevers es una ciudad encantadora con mucho que ver y hacer. Desde admirar la arquitectura gótica hasta explorar pueblos encantadores y disfrutar de buena comida y vino, hay algo para todos en Nevers.

17. Haga un recorrido por Autun y vea el campo desde lo alto

Catedral de Autun, Borgoña
Nigel Jarvis / Shutterstock.com

Autun es una pequeña ciudad en el centro de Francia con una rica historia que se remonta al Imperio Romano. Uno de los hitos más notables de Autun es la Catedral de St. Nazaire, que fue construida en el siglo XII.

La catedral es un excelente ejemplo de arquitectura románica y presenta varias hermosas esculturas del destacado artista francés Gislebertus. Los visitantes también pueden subir a la cima de la torre de la catedral para disfrutar de vistas panorámicas de Autun y el campo circundante.

Otro lugar de visita obligada en Autun es el Teatro Romano, que fue construido en el siglo I o II d. C., ¡se desconoce la fecha exacta! El teatro se utilizó para diversos eventos públicos, como obras de teatro, conciertos y discursos. Hoy en día, es uno de los teatros romanos antiguos mejor conservados de toda Europa. Los visitantes pueden explorar los terrenos del teatro e incluso entrar en los edificios para tener una idea de cómo era la vida durante la época romana.

Una visita al Museo Galorromano es imprescindible para aquellos interesados ​​en aprender más sobre la historia de Autun. El museo alberga una colección de artefactos del período galo-romano, que incluye cerámica, herramientas y monedas. Varias exhibiciones interactivas permiten a los visitantes tener una experiencia práctica con algunos de los objetos en exhibición.

Autun es un pueblo pequeño con un gran corazón. Los visitantes pueden disfrutar de su próspera escena artística, aprender sobre su rica historia o admirar su belleza natural.

Ver Relacionado: Diversión y mejores cosas para hacer en una ciudad pequeña

18. Visita el pasado en Abbaye de Fontenay

Arquitectura de la Abadía de Fontenay

Dirección: Abadía de Fontenay, 21500 Montbard

Hemos guardado uno de los aspectos más destacados de un viaje a Borgoña para el final. La Abadía de Fontenay es una visita obligada para cualquier viajero y una de las atracciones turísticas de Borgoña, Francia. Esta abadía del siglo XII es uno de los monasterios cistercienses mejor conservados de Europa.

El sitio se encuentra en 33 acres de tierra virgen. Asegúrese de pasear y disfrutar de la belleza de los jardines y terrenos del monasterio.

No te olvides de visitar el museo del lugar, que ofrece una mirada interesante a la historia de la abadía. La Abadía está tan llena de significado histórico que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Una visita guiada a la Abbaye de Fontenay es una excelente manera de aprender más sobre su historia y arquitectura. Las guías de audio también están disponibles si prefiere explorar por su cuenta.

¿Estás de humor para comprar? La Abadía de Fontenay tiene una tienda en el lugar que vende miel local, mermeladas, libros y más. ¡Asegúrese de comprar algunos recuerdos para sus amigos y familiares en casa! Nosotros recomendamos comprando tu boleto con anticipación para asegurarse de obtener su lugar!

19. Toma un soplo de aire fresco en el Parc de la Bouzaize

Dirección: Avenue du Parc, 21200 Beaune

Parc de la Bouzaize es un lugar tranquilo ubicado a solo cinco minutos del centro de Beaune. Es un gran lugar para que los visitantes den un tranquilo paseo a pie o en bicicleta, disfruten de las impresionantes vistas y se alejen de todo. Este extenso parque cuenta con exuberante vegetación, estanques tranquilos y senderos sinuosos que son perfectos para explorar.

Encontrarás muchos lugareños aquí paseando a sus perros, trotando o simplemente tomando el aire fresco. Los visitantes también pueden participar en actividades al aire libre como kayak, pesca y observación de aves. Una visita al Parc de la Bouzaize es una excelente manera de hacer algo de ejercicio y disfrutar de la naturaleza en su máxima expresión.

Destino adicional: Sancerre

Viñedos Sancerre

Sancerre es una pequeña ciudad del centro de Francia mejor conocida por su vino blanco y su entorno pintoresco. La ciudad está situada en la cima de una colina en el Valle del Loira y ofrece impresionantes vistas de la campiña circundante.

El Museo del Vino de Sancerre rastrea la historia de la elaboración del vino en la región e incluye exhibiciones sobre las diferentes variedades de uva utilizadas para hacer el vino de Sancerre. Los visitantes también pueden aprender sobre la viticultura y las prácticas de bodega de los enólogos locales. ¡Lo mejor de todo es que el museo ofrece degustaciones de vinos Sancerre!

El Valle del Loira es una de las regiones más bellas de Borgoña, y hay muchas rutas de senderismo para explorar cerca de Sancerre. Una ruta popular lleva a los excursionistas hasta el Château de Vitray, un castillo abandonado que ofrece vistas panorámicas del valle. Otra caminata escénica conduce al pueblo de Bué, donde puede visitar la iglesia de Notre-Dame de Bue del siglo XIII y comprar queso local en una de las granjas locales.

Sancerre se encuentra en una zona de Francia conocida por su gastronomía, así que no dejes de probar algunos de los platos locales mientras estás en la ciudad. Algunas especialidades a tener en cuenta incluyen rillauds (panceta de cerdo cocida en sidra), gaudes (un tipo de guiso de frijoles) y chaource (un queso blanco cremoso). Por supuesto, ¡acompáñalo todo con una o dos copas de vino Sancerre!

Pensamientos finales

Hay innumerables razones por las que Borgoña debería ser su próximo destino de viaje; estos son solo algunos de nuestros favoritos. Si está buscando una región impresionantemente hermosa con deliciosa comida y bebida, rica historia y cultura, y muchas oportunidades para tomar fotografías, ¡no busque más allá de Borgoña!

preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre Borgoña y Borgoña?

“Borgoña” es el nombre regional francés de esta zona de Francia, mientras que “Borgoña” es su traducción al inglés. Ambos se refieren a la misma región en el este de Francia, una región conocida por sus deliciosos vinos y su impresionante paisaje.

¿Por qué es conocida Borgoña, Francia?

Borgoña es conocida por sus impresionantes paisajes y vinos de clase mundial. También alberga muchos sitios históricos, como la Abadía de Fontenay y el Guedélon. Y, por supuesto, los visitantes no pueden olvidarse de disfrutar de algunos de los deliciosos platos regionales de Borgoña.

¿Vale la pena visitar Borgoña, Francia?

Borgoña es un gran destino para los amantes de la comida, los amantes del vino, los amantes de la historia y los entusiastas del aire libre. Puede disfrutar de su próspera escena artística o admirar su belleza natural con una caminata o un paseo en bicicleta por uno de los pintorescos valles de la región.

¿Cuáles son las principales atracciones turísticas de Borgoña, Francia?

Las principales atracciones incluyen Hospices de Beaune, The Abbaye de Fontenay y el Château de Commartin.

Recursos Relacionados

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *